welcomefamily,-una-empresa-que-mejora-la-acogida-de-las-familias
Home » Start-ups » WelcomeFamily, una empresa que mejora la acogida de las familias

WelcomeFamily, una empresa que mejora la acogida de las familias

Entrevista a Frédéric Martz, co-fundador de Welcome Family, quien nos cuenta su trayectoria y el desarrollo de WelcomeFamily.

¿Cómo se te ocurrió la idea de crear tu negocio?

En ese momento, yo era agente de ventas y en soledad. Afortunadamente, había seguido un entrenamiento que me había devuelto la autoestima. Al mismo tiempo, tenía amigos que habían viajado por todo el mundo e intercambiábamos por chat. Me dijeron: “Es increíble, qué diferente es el recibimiento de las familias y los niños en el exterior y en general en Centroamérica, Sudamérica, Estados Unidos, Australia” porque esta vuelta al mundo, la habían hecho con sus hijos. Me escribieron: “Hay que hacer algo. Hay algo que hacer. No entiendo que en Francia, ya, exista este sentimiento de vergüenza cuando vienes con tus hijos al restaurante” . Hay que decir que en el extranjero siempre hay atención para ellos, ya sea para colorear o para un juguete. Esto existía en ese momento en McDonald’s, pero no era común en Francia. Esto se hizo eco de un viaje que hice con mi hijo pequeño para ver a mi hermana (que vive en los EE. UU.), donde las camareras estaban particularmente alegres y, naturalmente, nos trajeron una silla para bebés. En ese momento, le respondí a mi amigo “Escucha, yo que estoy en el objeto publicitario, en efecto, es cierto que puede ser una buena idea hacer colorantes, pero no debes hacer uno”. -shot (one shot, nota del editor) y hay que hacer una oferta global, un paquete familiar para recibir a los niños” . Tenía miedo de que al hacer solo lápices de colores o un mantel para colorear, como fabricante de artículos promocionales, solo haríamos una venta y que terminaría ahí. Así surgió la idea de crear una marca que ofrezca una oferta global.

¿Qué pasó después?

Quería que mi amigo se uniera a mí, pero él no quería unirse al proyecto WelcomeFamily, porque no quería hacer comerciales. Ya teníamos experiencia juntos y ya montamos una startup en 2000. Traté de convencerlo pero no quería hacer comercial porque lo bloqueaba. Así que insistí, diciéndole: “Sabes, en algún momento vamos a tener que tomar nuestro bastón de peregrino e ir a tocar las puertas de los restaurantes para ofrecerles nuestro servicio y nuestros productos”. . No quería un socio si él no hacía ventas, así que probé un poco y finalmente se abrió camino por su lado. Ahora ha instalado una caja de barrido que funciona muy bien pero en realidad es otro nicho. Finalmente, convencí a otros dos amigos para que se unieran a mí y ese fue el detonante para crear la empresa que desarrolló WelcomeFamily. Porque la empresa matriz se llama Creación de marketing.

¿Entonces creó inmediatamente un concepto global?

En realidad partimos del objeto publicitario que fue nuestra primera “unidad de negocio”. Básicamente, comencé como agente de artículos promocionales y empaques de puntos de venta. En resumen, estaba haciendo comunicación y finalmente es gracias a esta actividad que pudimos financiar el desarrollo de Welcome Family. Marketing Creation fue el medio que me llevó de agente a empresa y cambié una rotación existente de clientes que me conocían. Al final, cuando lo pienso, desarrollamos un poco, como dicen, en modo garaje. Autofinanciamos nuestros kits para colorear, nuestras sillas de bebé que remodelamos, rediseñamos y poco a poco construimos una oferta.

¿Cómo desenrolló la mecedora?

El primer año, nos dimos cuenta 50 000 € de facturación mientras que el segundo, ya estábamos en 500 , lo que significa que el cambio se logró rápidamente. En realidad, la actividad del objeto de publicidad para niños siempre funciona muy bien y en el momento en que estábamos en 35/100. Diría que el cambio se hizo en el tercer año ya que Welcome Family fue más allá del objeto publicitario, en cierto modo.

¿Cuáles fueron los principales pasos de la empresa hasta el día de hoy?

Se dio este primer gran paso, es decir estructurar y poner en marcha el ‘negocio’. El segundo gran paso fue formalizar la asociación. La formalización fue un tema que defendí con mis socios aunque fui yo quien había creado la empresa. En un momento quise plasmar en papel de manera concreta y real las participaciones de cada uno en relación a la inversión, los aportes de cada uno. No necesariamente solo los aspectos financieros. Esta es, para mí, una clave del éxito porque permite, efectivamente, no salirse del “Nos damos palmaditas en el hombro, hacemos algo juntos”.

El siguiente paso fue la firma de McDonalds que había sondeado. Esta venta sigue siendo uno de mis mejores recuerdos porque comienza con una llamada telefónica sin red, sin nada, y diciéndome: “¿Por qué no sondear los más grandes desde el principio? . Lo gracioso es que no teníamos un plan al principio, y pensamos: “Oye, parece que necesitan una silla para bebés. ¿Qué podemos hacer como silla de bebé original para ellos? . Y ahí hicimos la unión de los dos oficios, es decir objetos publicitarios y WelcomeFamily. Partimos del logo de la empresa para crear una silla de bebé. Y desde 2014, seguimos trabajando para McDo France, pero también para el mundo. Representa una parte importante de nuestra facturación aunque no dependamos de ella.

Finalmente, los grandes escenarios están principalmente vinculados a reuniones comerciales tal vez, lo que nos permitió desarrollarnos. El siguiente fue en 2014, cuando empezamos a trabajar con Accor, que abrió el negocio hotelero porque teníamos muy poca presencia en este mercado y, lo gracioso es que también comenzamos a trabajar juntos para Club Med. 2019, nos pareció nuestro año de explosión, considerando todas las cosas, donde sentimos que WelcomeFamily era conocido y reconocido como un jugador clave, pero nos topamos con el covid.

¿Cómo superó la paralización de la actividad?

Luego tuvimos que reenfocarnos en nuestro negocio de artículos promocionales. Afortunadamente éramos una empresa un tanto proteica y habíamos conservado ese ADN, esa capacidad de producir para alguien, para una marca, porque sino hubiera sido más complicado. Luego volvimos a centrarnos en la agroalimentación y, sobre todo, trabajamos para Panzani en la realización de objetos publicitarios infantiles. Para continuar con el desarrollo, lanzamos el sitio plushcreation.com porque estábamos convencidos de que había potencial en la mascota y en esta necesidad, quizás un poco suave en este momento algo perturbado. Desde entonces, esta tercera sucursal se ha vuelto bastante importante para nosotros porque tenemos varias solicitudes al día.

¿Por qué es importante esta sucursal para usted?

Lo que nos interesa en Peluche Création es que tenemos muchas solicitudes de organizaciones benéficas. Y eso, para nosotros, es muy importante porque nos gusta ayudarlos. No ayudamos a todo el mundo, por supuesto, pero ayudamos sistemáticamente a las organizaciones benéficas ofreciéndoles un descuento o emitiendo un cheque cuando realizan un pedido. No es 50% patrocinio, pero en cualquier caso, nos lleva a tener muchas asociaciones, en particular pequeños clubes de fútbol. Finalmente me doy cuenta que si no hubiéramos tenido el covid, nos hubiésemos quedado en una urbanización de Welcome Family que hasta entonces llevaba la delantera.

¿Cuáles van a ser vuestras futuras áreas de desarrollo?

Ya está lo que tuvimos que parar durante el Covid y en concreto nuestro desarrollo en España vía VIE. Después de dos años logramos llegar a cadenas que no existen en Francia, como Taco Bell, que es muy conocida por la gente que ha estado en Estados Unidos pero mucho menos en Francia. Hemos creado una oficina oficial y duradera en España y hemos hecho lo mismo en Italia. Ahora estamos trabajando para desarrollar realmente las exportaciones y estamos tratando de crear pequeñas Familias de Bienvenida en los países para volver a desarrollar el abastecimiento local e imprimir, por ejemplo, en imprentas locales. Esto requerirá que recreemos un ecosistema en cada país, lo que puede llevarnos tiempo.

¿Cuál es la mayor dificultad con la que te has encontrado?

Fue al principio de nuestra actividad. Creo que me gusta reírme de eso. En el primer año, hago 50 50 euros de facturación, y tengo un cliente que me llamó porque la aduana había bloqueado la mercancía por falsificación en un reloj que habíamos fabricado. Había dibujado el reloj por completo, pero un reloj a menudo parece un reloj. Resultado 35 euros de mercancías que fueron a la destrucción y tuve que reembolsar al cliente. Hoy me río de eso porque ella sigue siendo una clienta nuestra, pero este episodio fue sin duda una de las mayores dificultades. Incluso había llamado a un entrenador para superar mentalmente esta preocupación.


Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.