tomar-el-control-de-un-negocio:-lo-que-debes-saber-antes-de-emprender
Home » Negocio » Tomar el control de un negocio: lo que debes saber antes de emprender

Tomar el control de un negocio: lo que debes saber antes de emprender

Asumir el control de un negocio podría ser una buena alternativa para iniciar un negocio para aquellos que desean convertirse en su propio jefe. Pero ojo, el proyecto no es menos complejo y requiere una buena organización para lograr sus objetivos. Una breve descripción de los pasos clave a seguir Todo es necesario observar las perspectivas del sector y también si es altamente dependiente de las importaciones lo que podría hacerlo vulnerable a corto o largo plazo y si los clientes, dada la inflación, están cuestionando sus compras.

1. Defina un proyecto

Identifique el sector de actividad y la profesión que le atrae para su adquisición, el tipo de empresa, su tamaño en número de empleados y en facturación. su ubicación geográfica. Comience a aprender sobre negocios existentes para hacerse cargo y forme un proyecto realista basado en esto. No olvide también que la recuperación puede significar una mudanza y una nueva vida. Ponte de acuerdo con tu familia en este aspecto y comprueba que contarás con todas las infraestructuras necesarias en cuanto a tu vida privada, especialmente si tienes hijos que todavía van a la escuela.

2. Encontrar un negocio para tomar el control

Este es un paso esencial pero difícil, que requiere mucho ardor y paciencia, y el hecho es que hay competidores. En general, solo hay una empresa en Francia por cada 5 compradores, pero eso depende del sector en cuestión. Para lograrlo, recurra a redes especializadas para acercar a vendedores y compradores, obtenga ayuda de quienes lo rodean, tome cursos de capacitación dedicados a las adquisiciones, asista a ferias dedicadas, busque negocios para revender en Internet o comuníquese con el registro de la mercantil. corte para saber qué empresas deben cerrar.

3. Conozca al vendedor

Una vez que haya encontrado su perla rara, concierte una cita lo antes posible con el vendedor para desbancar a sus posibles competidores. Esta es una reunión crucial en la que tendrás que causar una buena impresión y convencer al vendedor de tu personalidad. Es preferible fijar este momento a conveniencia del vendedor y acudir solo, con una ficha de presentación de su proyecto. Es durante esta reunión que deberá saber todo sobre el negocio que le interesa: identificar las motivaciones del vendedor, es él quien toma las decisiones o no, qué está vendiendo (fondo de comercio, activos, etc.), tiene socios, son los empleados conscientes del proceso, pide una breve historia de la empresa y proporciona una actualización sobre la clientela y la competencia. No dude en pedir visitar la empresa por supuesto para evaluar todo (locales, empleados…)

4. Diagnosticar la empresa

Si la reunión con el vendedor y la visita al local le resultaron favorables, comience a diagnosticar la empresa a ser absorbida. Empieza por cotejar la información recogida del vendedor con la que encontrarás en Internet, en centros de documentación, o en una ficha de presentación de empresa, que puedes preguntarle al vendedor. En particular, haga un balance de los productos, la competencia, los clientes, la contabilidad, los recursos humanos, el aspecto legal y el aspecto de seguridad y medio ambiente. Si nada lo frena como resultado de esta verificación cruzada, puede encargar a una firma de auditoría que lleve a cabo una auditoría de adquisición. Aproveche también la oportunidad de evaluar la empresa en términos de valor, es decir, tanto el costo de la compra como su valor futuro después de la adquisición.

5. Encuentre financiamiento

Si está de acuerdo con el vendedor y firma un memorando de entendimiento, es hora de encontrar financiamiento para su proyecto. Debe traer al 30% de capital en su recuperación, lo que será prueba de determinación para sus donantes. Sea como fuere, no es recomendable invertir 100% de los activos de uno en una toma de control de la empresa para minimizar los riesgos. Para el resto, puede usar préstamos familiares, apelar a los inversores o solicitar un préstamo del banco. Una vez realizada la venta, usted será por tanto el propietario y se beneficiará de la condición de gestor comercial. Es preferible permitir un período de transición en el que el comprador y el vendedor trabajen juntos para un cambio suave, especialmente y especialmente para los empleados.

100

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.