¿por-que-instalar-un-totem-digital-en-tu-punto-de-venta?
Home » Rebaja » ¿Por qué instalar un tótem digital en tu punto de venta?

¿Por qué instalar un tótem digital en tu punto de venta?

Desde la ola del coronavirus, está claro que la mayoría de los franceses dominan la tecnología digital para realizar sus compras. Los patrones de consumo han evolucionado y si las tiendas físicas no han desaparecido, poco a poco lo digital va tomando su lugar dentro de ellas. Ya no es raro ver tótems digitales presentes en los puntos de venta. Concéntrese en esta nueva práctica que tiene muchas ventajas.

El posibilidad de difundir información.

Si el tótem digital tiene tanto éxito es porque permite informarse fácilmente sobre los productos que ofrece el punto de venta y que a menudo sigue siendo interactivo. Se pueden configurar para proporcionar información como las características técnicas de determinados productos. Hay que decir que con la tecnología digital los clientes se han acostumbrado a tener información disponible y poder consultarla rápidamente en unos pocos clics. Ofrecer un tótem les permite, por tanto, obtener información sin tener que realizar el menor esfuerzo y sin inmovilizar a sus comerciales/asesores. Más generalmente, algunos puntos de venta no dudan en aprovechar el “reloj” del tótem digital para transmitir un mensaje promocional o simplemente ponerlo en los colores de la marca.

Una fuerza de ventas adicional

Tienen la ventaja de ser el tiempo disponible y pueden atraer la cliente al producto que desea promocionar. Están presentes todo el tiempo y no necesitan tiempo de entrenamiento, pausas o descanso. Si bien no reemplazan a los vendedores o asesores, pueden aligerar en gran medida su carga de trabajo y son de gran ayuda cuando sus fuerzas de ventas están abrumadas. Una terminal puede evitar que un cliente encuentre la espera demasiado larga y decida irse. Por lo tanto, ofrecen la oportunidad de vender más sin tener que aumentar su fuerza de ventas, especialmente si, como ocurre con muchas empresas, experimenta picos de tráfico. Además, tus vendedores pueden dedicar más tiempo a productos que tienen un alto valor añadido o que requieren más explicación.

Una ampliación de la catálogo

Mejor aún, en ocasiones permiten ampliar el catálogo de productos con referencias que en ocasiones no están disponibles en la tienda pero que pueden ser en los almacenes u otros puntos de venta. Entonces, generalmente, es suficiente que el cliente lo solicite en el terminal para poder recibirlo en la tienda en cuestión, directamente en su casa o en un punto de relevo según las prácticas del comerciante. Los tótems también pueden recomendar otros productos relacionados con el adquirido y que pueden resultar útiles para su cliente, una buena forma de realizar ventas adicionales sin el menor esfuerzo. Esta es también la razón por la que algunas marcas obligan a los clientes a pasar por los terminales porque estas ventas adicionales no son nada desdeñables.

Un hábito que algunos aprecian

Es evidente que muchos han cogido la costumbre de informarse por sí mismos y que algunos clientes son reacios a acuda a los vendedores cuando estén contentos de conocer los tótems digitales. Son especialmente útiles cuando a los clientes no les gusta o no se atreven a hablar con un asesor/vendedor, y a algunos les resulta desagradable hablar con él. De esta manera, pueden obtener información, ordenar o pagar sin tener que interactuar con un vendedor. Algunos también encuentran que la presencia de un vendedor a veces es intrusiva y prefieren ir a una terminal o incluso prefieren tener la menor cantidad de interacciones posible debido al covid, una práctica que reduce sus posibilidades de estar en contacto con el virus.

Nótese que otra práctica común con los tótems interactivos es presentar nuevos productos, en particular aquellos que son nuevos o que tienen una característica particular como, por ejemplo, el hecho de ser ecológicos. La presencia de los tótems da así la posibilidad de distinguir los productos y resaltar las novedades.