pitigaia,-3-mamas-emprendedoras-comprometidas
Home » Start-ups » Pitigaïa, 3 mamás emprendedoras comprometidas

Pitigaïa, 3 mamás emprendedoras comprometidas

Retrato de Aline, Céline y Ravahiti, fundadoras de la bonita marca Pitigaïa, la marca que facilita la vida de los futuros padres ofreciéndoles artículos de puericultura saludables para bebés .

¿Cómo surgió la idea de iniciar su negocio?

Ya llevábamos dos años probando nuestra actividad en una cooperativa de empresa y empleo (CAE). Esta idea se nos ocurrió a Céline ya mí simplemente porque somos madres de tres hijos cada una. Durante el embarazo, teníamos este deseo de volver a crear. Tengo un diploma de estilista y lo había dejado de lado durante algunos años.

¿Cómo se conocieron?

Yo ya había iniciado mi negocio como microempresa y ella ya estaba en EAC y encontró mi tarjeta por casualidad en algún lugar. Los dos hacíamos artículos para bebés, pero no hacíamos los mismos productos en absoluto. Céline se especializó en todo lo que fuera nómada, en facilitar las salidas familiares y yo hacía más lo que fueran juguetes relacionados con el despertar y complementos de dormitorio como universos complementarios. Charlamos y me habló del CAE, que me gustó mucho porque sabía que seguía trabajando pero que me iba a quedar sin trabajo. Lo bueno es que esta actividad me permite mantener mis asignaciones mientras pruebo mi actividad dentro de la cooperativa. Esto me tranquilizó y cerré mi microempresa. Empezamos a trabajar juntas en colecciones comunes y creamos una marca común “tres pelecitos” incluyendo la caja de embarazo donde enviamos cada mes un artículo que ayudará a la futura mamá a proyectarse y que le será útil cuando el bebé nazca. llegan y al final ofrecemos un regalo para la mujer que acaba de ser madre.


¿Se te unió una tercera pareja?

¡Sí, llegó a fines de marzo del año anterior! Resulta que cuando decidimos dejar la cooperativa para poder desarrollarnos y acceder a financiamiento, nos tomamos el tiempo de armar nuestro proyecto con un plan de negocios, la previsión y los estatutos. Buscamos a alguien que gestionara un poco la comunicación, las redes sociales, etc. y resulta que Ravahiti DANIEL buscaba una pasantía para convalidar su maestría en marketing de productos juveniles y no tuvo la oportunidad de ir muy lejos ya que tenía un niño de 4-5 años. Tenía que quedarse en Angoulême y antes de que terminara su pasantía no queríamos que se fuera más y ella tampoco quería irse. Había vivido el nacimiento de la empresa Pitigaïa y se convirtió en socia.

¿Cuáles fueron las principales etapas?

La creación tuvo lugar en junio pero Pitigaya nació a los ojos del mundo en septiembre 2020 aunque estuviéramos en cooperativa desde . Ambos desarrollamos nuestra asociación y lanzamos la marca Les 3 P’tits Chamailleurs, así como La box. Tomamos contacto en particular con el sector neonatal en nuestro sector con una actividad que se estaba desarrollando hacia profesionales o revendedores. Para ir más allá, tuvimos que crear nuestra estructura. En septiembre , lanzamos una campaña de crowdfunding en Tudigo. La idea era probar el apetito del público por nuestros productos y nuestros compromisos. Queríamos recaudar fondos en particular para pasar por talleres de integración laboral, para obtener la etiqueta GOTS porque ya no fabricamos nosotros mismos desde que lanzamos la marca Pitigaïa. Esto es algo que está particularmente cerca de nuestros corazones y que queremos mantener. La web se estrenó el 5 de noviembre con dos meses de retraso y hay que decir que con la crisis sanitaria tuvimos que reabastecer todos nuestros productos porque la empresa a la que teníamos que llamar estaba completamente sin stock. Nos perdimos un poco la temporada navideña porque el lanzamiento se retrasó y aquí nos estamos poniendo al día, lo cual es genial.

¿Cuáles son las áreas futuras de desarrollo? ?

Nos gustaría que nuestros productos fueran lo más accesibles posible para todos. No queremos que se limiten a ciertas personas. Intentamos tener productos saludables, con un compromiso real de proteger la salud de los más pequeños. No queremos que esto quede reservado solo para las personas que tienen los medios y queremos ampliar el público ofreciendo nuestros artículos en particular en las guarderías, lugares de acogida donde los niños pasan el tiempo aunque los padres a veces no tienen la capacidad de hacerlo. adquirirlos para ellos. Queremos estar presentes en especialistas, marcas especializadas como baby 9. Es posible que ya nos estemos moviendo hacia algo un poco más generalizado. Pero de repente, también pretendemos hacer un verdadero acercamiento educativo porque es mejor comprar menos, pero de mejor calidad. Preferimos objetos que duren, ya por el planeta y para evitar materiales de mala calidad o incluso escándalos como el de los uigures que demuestran que hay que saber quién es la persona que hizo el dorsal a 2 euros y si no no fue remunerado a su valor justo. Se trata de volver a estos valores del made in France. Todos estos valores ahí los queremos transmitir a través de nuestros productos que son los soportes de nuestro valor. Tenemos el deseo de demostrar que es posible hacer las cosas bien, en particular eliminando los materiales derivados del plástico y haciendo verdaderos productos orgánicos y ejemplo de que no hay poliéster.

¿Cómo funciona su negocio hoy en día?

Hay una actividad de venta directa de artículos en nuestro sitio web para particulares. También buscamos revendedores de notoriedad y profesionales de la primera infancia, en guarderías o salas de maternidad, etc. Cada vez más maternidades y guarderías tienen un enfoque eco-responsable, ya sea en cuanto a los materiales que utilizan, productos para el hogar o textiles también.

Pareces para ser contratado por materiales?

Sí, por cierto, me gustaría hacer una pequeña diatriba sobre los materiales que están de moda y en aumento, como el bambú. Actualmente se está promocionando por todas partes diciendo que es natural, antibacteriano, que no necesita agua para crecer… La realidad es que deforestamos a toda costa en los países asiáticos para poder sembrar. Hacemos cultivos intensivos sobre estos materiales. Sabiendo que el bambú es básicamente un material quebradizo y que para que se convierta en una fibra flexible para ser hilada, debe disolverse en baños de productos químicos, ácido sulfúrico, etc. Es extremadamente hidrófago y no tiene ningún retorno sobre la salud de los niños.Es viscosa de bambú y no un producto natural. El bambú es bueno pero deberíamos dejar de transformarlo en cualquier cosa. Creo que realmente pone en peligro la vida de los demás y es muy malo para el planeta. Es por esto que buscamos tener productos naturales y certificados con la más alta certificación internacional.


Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.