¡participa-en-actividades-satisfactorias!
Home » Personal » ¡Participa en actividades satisfactorias!

¡Participa en actividades satisfactorias!

El hecho de que seas un líder no significa que tengas que involucrarte absolutamente en todas las direcciones. Ya puedes empezar repartiendo las tareas con tus asociados, pero también puedes delegar. Sí, pero ¿adónde debes ir?

Haz una evaluación basada en tus habilidades

Las primeras tareas que puede asumir son aquellas que, por supuesto, están en su área de especialización o para las que es particularmente fácil de aprender. También puedes dedicarte a actividades que te interesen especialmente o que no te resulten complejas y por tanto no te exijan mucho tiempo. Del mismo modo, nada te impide formarte en un área en la que sueles interesarte en el ámbito privado. Si te apasiona el desarrollo web, también podrías aprovechar la oportunidad de matar dos pájaros de un tiro. Así, podrá cumplir con su placer de aprender al mismo tiempo que establece nuevas prácticas o incluso actividades dentro de su empresa.

Don’ No te olvides de fijarte en lo que te gusta

Muchas veces confundimos habilidades con lo que nos gusta hacer, sobre todo al principio de la empresa donde los roles suelen dividirse lógicamente según los antecedentes de cada emprendedor. Sin embargo, no es porque tengas una habilidad comercial que será divertido hacerlo todos los días y especialmente si tienes que llevar a cabo la prospección de forma permanente de la manera difícil. Este es solo un ejemplo, pero sigue siendo cierto en todas las áreas. Es posible que la asignación se haya realizado cuando se creó su empresa por razones prácticas, pero nada le impide discutir una nueva asignación con sus asociados.

No olvides que el peor enemigo del emprendedor sigue siendo la procrastinación y que si odias lo que haces, te costará iniciarte en todas tus tareas. Por el contrario, cuanto más hagas lo que amas, más tenderás a disfrutar de tu vida diaria.

Deja de querer asumir un trabajo ingrato

No es porque seas el jefe de la empresa que tienes que llevar a cabo todas las tareas ingratas que nadie quiere hacer. El puesto de líder suele ser el que se muestra más flexible, pero los líderes empresariales suelen considerar que ciertas pequeñas tareas ingratas recaen sobre ellos para mostrarse ejemplares de alguna manera. Sin embargo, esto no tiene en cuenta el valor añadido que podría aportar a otras tareas de mayor valor añadido.

Querer ahorrar dinero reduciendo costos en todo lo que usa no es necesariamente una buena práctica. En ciertas tareas, obtendrá el mismo resultado que todos los demás, por lo que es mejor que no se ocupe de firmar un nuevo contrato, por ejemplo. Otro punto a tener en cuenta, no depende de ti sacrificarte cada vez para evitar que tus empleados hagan tareas ingratas, solo para evitar verlos quejarse.

Iniciar nuevos proyectos

El gerente es a menudo quien lanza nuevos proyectos, especialmente en estructuras pequeñas. Primero, porque muchas veces es necesario dedicar tiempo a una tarea que no necesariamente será rentable más adelante. Entonces se trata de ahorrar dinero durante el período de prueba y es raro tener empleados que todavía tengan tiempo disponible para involucrarse. Lanzar nuevas actividades ciertamente hace posible encontrar nuevas áreas de actividad, un potencial y ser legítimo después, pero toda esta parte a menudo requiere mucho tiempo. Así que piensa detenidamente en el hecho de que te gusta para no terminar con una nueva función dependiente que no aprecies más que eso. Algunos líderes tienen perfiles que les encanta lanzar proyectos, otros desarrollo y finalmente algunos ambos. Por lo tanto, debe identificar su personalidad para descubrir qué le atrae.

Desafíese a sí mismo

Elegir una nueva actividad o incluso ciertos desarrollos más que otros también puede ser un deseo de desafiarse a sí mismo. El hecho de que seas bueno en una cosa y malo en otra no significa que no siempre hayas soñado con progresar o dominar una herramienta o habilidad. Algunos líderes aborrecen hablar en público, a veces simplemente por miedo. La ventaja de ser líder es la de poder elegir lo que te interesa y que nadie te venga a reprochar que te hayas metido en ello (salvo quizás tus socios o accionistas). Cumplir es también, a veces, ir más allá de tus límites y, por tanto, plantearte retos (sin hacerte sufrir) para lograr llevar a cabo determinadas tareas que nunca hubieras pensado que serías capaz de llevar a cabo. Tampoco pongas el listón demasiado alto desde el principio y asegúrate de no hacerte más daño que bien.

Tareas y juegos alternativos

Puede parecer sorprendente, pero florecer en el trabajo también significa realizar ciertas “tareas” que amas durante todo el día. Esto puede ser simplemente crear la atmósfera adecuada en sus equipos ofreciendo juegos. Cuanto más alterne entre períodos de diversión útil (aunque solo sea para la moral de las tropas) y trabajo, más tenderá a vivir bien su vida como empresario. La verdadera felicidad a veces es hacer felices a los demás así que no te prives de ella ya que puedes hacerlo casi a tu antojo. No dudes en montar actividades divertidas que estarás (o no) a cargo de liderar. Para que puedas pasar tus días entre la diversión y el desarrollo empresarial.


Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.