hacia-un-nuevo-modelo-de-trabajo
Home » Tendencia » Hacia un nuevo modelo de trabajo

Hacia un nuevo modelo de trabajo

Los empleados franceses, desde la pandemia, piden un nuevo modelo de trabajo. El trabajo parece ser una de las nuevas prácticas futuras de las empresas ya que 78% de ellas ya declararon el 31 mars 2021, que agradecerían la implementación de este. Entre el trabajo en la oficina y el teletrabajo, esto representa una de las tendencias que parece que se está dando en las empresas desde el final del confinamiento. Centrarse en los nuevos métodos de trabajo que atraen.

La 100% el teletrabajo no apela

Si solo el 6% de nuestros conciudadanos habían adoptado el teletrabajo a tiempo completo antes del primer confinamiento, estaban 31% teletrabajando al menos un día a la semana al final de 2020. Muchos se preguntaron entonces si la implantación generalizada y obligatoria del teletrabajo en muchas empresas no estaba provocando el fin del trabajo en la oficina. La respuesta ahora es clara ya que los talentos franceses dicen que quieren trabajar más en la oficina que en casa ya que 24% de los encuestados franceses quieren beneficiarse a partir de un máximo de 2 días de teletrabajo a la semana. 80% el teletrabajo no atrae tanto como muchos esperaban porque solo atrajo al 9% de los encuestados franceses (vs 31% en el resto del mundo).

Algunas razones a tener en cuenta

Si observamos los 5 principales factores de atractivo profesional de los talentos franceses y que se mantiene sin cambios en comparación con eso 2018, notamos que el hecho de “mantener buenas relaciones con su equipo y su entrenador” sigue siendo crucial, lo que podría ser una pista como a por qué los empleados siempre quieren estar presentes en la oficina. Otro motivo de este deseo de volver a la oficina que se puede inferir de este estudio previo: el equilibrio entre la vida profesional y la vida personal, que se ha visto seriamente mermado por el teletrabajo. El lazo social tampoco debe descuidarse en las explicaciones que hacen que 80% el teletrabajo no sea tan atractivo como se podría haber pensado.

Un entorno de trabajo flexible

Nosotros Como era de esperar, el teletrabajo ha dado lugar a un nuevo anhelo: una mayor flexibilidad por parte de las empresas en cuanto a la jornada laboral. Acostumbrados a organizarse solos en casa y a poder hacer malabarismos entre tareas profesionales y personales, los talentos franceses se han acostumbrado a optimizar ellos mismos sus horarios. Es cierto que esta posibilidad permite a quien sabe organizarse optimizar muy claramente su tiempo de trabajo y también tener una sensación de libertad. Así, no es menos del 80% de los talentos franceses que ahora desean poder elegir sus horarios de forma parcial o total contra 64% internacional.

El interés de la obra primero

Si el Top 5 no ha cambiado, debe notarse de todos modos un gran cambio en su orden. Hoy ya no es la remuneración el factor dominante, sino el interés por el trabajo, las misiones y las relaciones con los demás que han prevalecido. A partir de ahora, solo llega en… ¡7ª posición! Una tendencia más fuerte que a nivel internacional donde se mantiene en 4ª posición. Este estudio se llevó a cabo mientras las ayudas estatales aún estaban en curso y muchas no funcionaban en absoluto, sin embargo, este resultado debe tomarse con un grano de sal.

En términos más generales, Cabe señalar que los empleados prestan mayor atención a los valores que transmiten las empresas y a la responsabilidad social corporativa y ahora la mitad de los encuestados dice no querer aceptar una oferta de trabajo de una empresa que no respeta las políticas ambientales de acuerdo con sus convicciones personales.

Prácticas de gestión a cambiar

A partir de ahora, es todo el liderazgo el que está en entredicho. Además, el puesto de gerente ya no atrae tanto como antes, ya que solo el % hoy aspira a convertirse en uno. Hay que decir que la gestión se ha vuelto mucho más compleja desde la introducción del teletrabajo y que tendrán que aguantar para gestionar de la misma manera generaciones que no trabajan para nada.

En cualquier caso, parece pues que la flexibilidad del gestor se pondrá a prueba y que será uno de los factores determinantes. De la voluntad de alternar el teletrabajo y el trabajo de oficina podemos deducir que la dirección por objetivos debería primar paulatinamente sobre otras más controladoras. Del mismo modo, el viejo tipo de gestión relativamente autoritaria parece estar desapareciendo paulatinamente, lo que podría generar algunas dificultades de adaptación para aquellos que han ocupado este cargo durante mucho tiempo y que no están acostumbrados a dejar espacios de libertad. Finalmente, la creación de vínculos entre el gerente y sus equipos debe verse fuertemente afectada con un deseo amplificado de tener gerentes más cercanos y atentos.