el-retrato-de-la-mujer-emprendedora-ideal
Home » Creación » El retrato de la mujer emprendedora ideal

El retrato de la mujer emprendedora ideal

Seas hombre o mujer, ser emprendedor requiere cualidades y habilidades idénticas. Es cierto que una mujer empresaria encontrará obstáculos financieros y administrativos, que a veces se amplifican en comparación con los que encuentran sus homólogos masculinos. Sin embargo, la diferencia está la mayoría de las veces en el look que llevan las mujeres más que en la realidad de una diferencia real. El retrato de la mujer emprendedora ideal se jugará en esa capacidad de imponerse donde los prejuicios levantarán muros. ¿Cuáles son las principales habilidades que debe tener un emprendedor en el mundo de los negocios?

Según un ex barómetro de Veuve Clicquot, 65% de las mujeres querían ser empresarias y el curso del miedo al fracaso representa una de las principales dificultades. En comparación, los hombres solo 41% sintieron este miedo.

No dudes de tus habilidades

64 % de mujeres consideraron que su formación académica no las preparó bien para emprender y en consecuencia 16 El % de ellos estaba recibiendo capacitación adicional cuando 84 el % había aprendido en el trabajo. Esta tendencia es casi la misma hoy. Esta falta de preparación no asusta a las mujeres emprendedoras que creen que para triunfar hay que darse los medios.

Para llegar a ser líder empresarial, lo esencial es desarrollar la capacidad de analizar y comprender situaciones además de saber liderar “equipos de combate”. La líder se integra a su equipo para vivir todas sus dificultades diarias que saben levantar la moral de sus colaboradores. El líder nunca deja de despertar en ella la capacidad de inspirar a los demás en la búsqueda del bienestar y de no dudar de su capacidad para liderar el camino. Por supuesto, a menudo se trata de favorecer el interés colectivo. Su forma de trabajar debe ser homogénea y transparente, poniendo la acción de los empleados al servicio del interés común, la consecución de una meta, un objetivo.

Carismática

Una líder empresarial destaca su carisma porque su presencia al frente de la empresa puede desagradar a algunas personas con arcaicas pensando. Como cualquier líder, pasará por una primera fase de observación durante la cual absorberá la cultura de la estructura.

Tranquilizadora, sabe rodearse y tiene cualidades directivas intachables en para establecer su influencia en la mente de sus colaboradores y ganar aceptación. Algunas mujeres emprendedoras tienden a esconder demasiado cuando, por el contrario, muchas veces tienen que asumir el papel de guía, como cualquier líder empresarial. Tienen en cuenta que son el ejemplo a seguir, una incubadora de voluntarismo. Constantemente, la empresaria podrá levantar la moral de su fuerza de trabajo teniendo siempre en el corazón un gran sentido de escuchar para ganarse la admiración.

La búsqueda del desempeño

La mujer líder es impulsada por la necesidad de demostrar su valía profesional ascendiendo al máximo nivel superando ellos mismos. Cultiva el sentido del rigor, el coraje y la determinación para ser más eficiente y productiva evitando cometer errores.

Todas las encuestas de los últimos meses hacen referencia a que para una mujer delante de los banqueros, delante de los inversores, delante de los clientes… siempre tiene que hacer un esfuerzo extra para que la tomen en serio. Por ejemplo, recaudar fondos es un verdadero desafío para las mujeres: para el 41% de quienes aspiran a emprender, los hombres parecen tener más credibilidad que las mujeres. desea recaudar fondos para financiar un proyecto o un desarrollo. Sin embargo, un proyecto sigue siendo un proyecto.

¿Una personalidad notable basada en el humor?

El hecho de que hagas cosas serias no significa que tengas que serlo. Ser emprendedor no significa necesariamente tener un carácter austero. Así que nada impide que un líder empresarial tenga buenas dotes de liderazgo, gestione bien sus recursos humanos y… sepa abordar todo con sentido del humor. De hecho, el humor es una excelente manera de ser aceptado por los equipos, ganar consideración y tener la oportunidad de ser mejor entendido. Tener un sentido del humor más amplio te permite transmitir tus deseos sin parecer un director, por lo que también podrías aprovecharlo. A través del humor, la empresaria da una imagen de sí misma abierta y accesible a todos los empleados.

84

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.