el-reglamento-interno,-el-paso-obligado-a-sancionar
Home » Gestión » El reglamento interno, el paso obligado a sancionar

El reglamento interno, el paso obligado a sancionar

El reglamento interno aborda tres temas esenciales en la relación laboral: salud, seguridad y disciplina. Solo es obligatorio en empresas con al menos 50 empleados pero, por todo ello, se recomienda encarecidamente implantarlo lo antes posible.

Libertad de redacción por parte del empleador

El empleador es el único responsable de redactar el reglamento interno. Por supuesto, esta libertad de elaboración estará sujeta a un dictamen no vinculante de los órganos de representación del personal. Sin embargo, la inspección del trabajo verifica el cumplimiento de la legislación vigente. Así que no puedes simplemente escribir cualquier cosa. Esta libertad de redacción permite al empresario fijar claramente las normas que pretende ver aplicadas dentro de la empresa en materia de disciplina (uso de Internet, casillas de correo electrónico, equipamiento de la empresa, respeto del horario de trabajo…).

Existen, sin embargo, cláusulas prohibidas, en particular aquellas manifiestamente “contrarias a las leyes, reglamentos, disposiciones de los convenios colectivos de trabajo y convenios aplicables en la empresa o el establecimiento”, aquellas “que restrinjan las libertades individuales o colectivas que no estarían justificadas ni proporcionadas al fin perseguido”, así como las cláusulas discriminatorias o sancionatorias pecuniarias.

Lo que establezca el reglamento interno

En materia de disciplina, el reglamento interno permite fijar el rango de sanciones aplicables en el seno de la empresa (amonestación, amonestación, amonestación, suspensión disciplinaria, despido por falta simple, grave o grave).

Algunos también son obligatorios si lo escribe como las normas sobre disciplina, la naturaleza y escala de las sanciones, los procedimientos disciplinarios, los derechos de defensa de los empleados, todo lo que se refiere al acoso moral y sexual así como los actos sexistas así como su fecha de entrada en vigor. Cabe señalar que también debe hablar de todo lo relativo a la seguridad y salud en la empresa o establecimiento (prohibición de fumar en el local, por ejemplo). Él es también quien establece las reglas con respecto a “condiciones de trabajo que protegen la salud y la seguridad de los empleados” y pensaremos en particular en usar una máscara.

Cabe señalar que una empresa que cuente con más de 50 empleados y que no cuente con un reglamento interno no puede sancionar a sus empleados, lo cual sería extremadamente deshabilitar Entonces, la normativa interna es, en materia de seguridad y salud, un medio para pensar e implementar una política de prevención de riesgos.

Implementación del reglamento interno

Una vez elaborado el reglamento interno, para que sea de aplicación, será necesario consultar a los órganos de representación y en particular al comité económico y social (CSE), enviar copia a la secretaría del Tribunal de Trabajo, comunicarlo en dos ejemplares con el dictamen en cuestión a la Inspección de Trabajo y exhibirlo (o hacerlo disponibles para consulta por cualquier medio). El reglamento interno sólo entrará en vigencia un mes después de la implementación de estas formalidades. Como se espera que este documento viva y se adapte en el tiempo, cualquier modificación posterior debe respetar las mismas reglas formales de desarrollo.

Nótese que aunque el comité económico social no lo apruebe , seguirá siendo aplicable. Por lo tanto, su dictamen es únicamente consultivo.

50

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.