descubre-el-metodo-scrum
Home » Gestión » Descubre el método SCRUM

Descubre el método SCRUM

Desde hace varios años, los llamados métodos “ágiles” han encontrado su lugar dentro de las empresas, y principalmente de las startups. Esto permite una gestión reactiva, incremental e iterativa de los diferentes proyectos de la empresa. El más conocido de estos métodos es sin duda el método “SCRUM”.

¿Qué es el método SCRUM?

El método SCRUM define un marco para la realización de proyectos complejos. Pensado inicialmente para el desarrollo de proyectos de tipo “Software”, este método puede ser aplicado a cualquier tipo de proyecto, desde el más simple hasta el más innovador, y esto de una forma muy sencilla.

Los proyectos que siguen el método ágil “SCRUM” se dividen en varios ciclos de trabajo relativamente cortos llamados “sprints”. Estos pueden durar de una a tres semanas, o incluso un mes. Permiten a los miembros del equipo evaluar regularmente el progreso del proyecto y planificar los próximos pasos para el desarrollo. Sobre todo, permite reajustar o redirigir el rumbo que toma el proyecto si es necesario, en base a una base de trabajo ya completada y validada (sprint), y no en base a predicciones potenciales.

Son estas “evaluaciones permanentes” las que han democratizado este método, ya que son consideradas muy útiles y efectivas por los gerentes de proyecto y los desarrolladores de TI. De hecho, el método SCRUM se basa sobre todo en una base fija de roles, responsabilidades y reuniones que nunca cambian, al tiempo que garantiza una gestión de proyectos flexible y adaptable. Esto tiene la ventaja de tranquilizar a los equipos durante ciertas fases de desarrollo que normalmente pueden resultar caóticas.

La distribución de roles

  • Cada proyecto que utiliza el método SCRUM se organiza en torno a un equipo autoorganizado y multifuncional: Autoorganizado porque no No hay líder del equipo que decide los roles de todos, o cómo se resuelve un problema, ya que estos temas son manejados por el equipo como un todo; y multifuncional porque cada miembro del equipo está involucrado en el desarrollo de cada función, desde la idea hasta la implementación final.

    Hay tres roles principales a “llenar”: el el gerente de producto, el Scrum Master y el miembro del equipo.

  • El jefe de producto: este último es el encargado de comunicar la visión global del producto al equipo. Debe representar al cliente final, ponerse en su lugar y por tanto priorizar sus necesidades. Quien ostenta este rol es el que tiene mayor responsabilidad y autoridad. El gerente de producto es, de hecho, el que está en primera línea cuando algo sale mal. Requiere lograr encontrar el justo equilibrio entre autoridad – responsabilidad y compromiso. De hecho, el método SCRUM induce la autoorganización del equipo. Por lo tanto, el gerente de producto debe luchar contra el deseo de establecer una microgestión, mientras permanece disponible para responder a las preguntas del equipo.

  • El Scrum Master: este último actúa como facilitador entre el jefe de producto y el equipo. No gestiona el equipo, pero trabaja para eliminar cualquier obstáculo que pueda impedir que el equipo alcance las metas establecidas para cada sprint de trabajo. En resumen, este rol mantiene al equipo creativo y productivo, al tiempo que garantiza que los logros sean visibles para el propietario del producto. El Scrum Master también asesora al gerente de producto sobre cómo maximizar el ROI general del equipo.
  • Equipo miembro: en el método Scrum, el equipo es responsable de la realización operativa del “trabajo. El equipo también está compuesto generalmente por 7 personas (más o menos dos) multitarea. Todo el equipo es responsable del resultado final de cada sprint. La forma en que se realizan las tareas es muy libre pero esta libertad no obstante debe estar enmarcada en la obligación de cumplir los objetivos del sprint.
  • SCRUM: ¿Cómo funciona?

    Como hemos visto, el método SCRUM implica que el proyecto avanza a través de la implementación de series de “sprints”. Cada vez que se lanza un sprint, se organiza una reunión de planificación para que cada miembro del equipo se comprometa con la cantidad de tareas que podrá realizar, así como la creación del “sprint blacklog”, que es la lista general. de tareas a realizar durante el sprint.

    Cada día del sprint, todos los miembros del equipo (así como el product manager y el Scrum Master) deben asistir a la reunión diaria de SCRUM . Este último no debe durar más de 15 minutos y permite a los miembros del equipo compartir con otros lo que hicieron el día anterior, en qué están trabajando ese día. , así como identificar cualquier problema que pueda interferir con el buen desarrollo del sprint. Esta reunión permite así sincronizar a todos los miembros del equipo.

    El final de un sprint está marcado por una sesión informativa que permite presentar el trabajo completado al gerente de producto y compartir información que pueda influir en el siguiente sprint.

    El método ágil “SCRUM” ofrece, por lo tanto, un enfoque muy iterativo para la gestión de proyectos. El éxito de este método se basa en el estricto respeto al rol de cada persona, así como en ciclos de trabajo cortos, rigurosos y flexibles. El cumplimiento de estas normas otorga al mismo tiempo una gran autonomía y libertad a todo el equipo. Ante la creciente complejidad de los proyectos innovadores, el método SCRUM parece ser la mejor solución para cumplir con sus requisitos de ejecución, lo que explica el éxito que está teniendo en la actualidad.

    Similar Posts

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.