desarrollando-su-concepto-de-negocio…
Home » Negocio » Desarrollando su concepto de negocio…

Desarrollando su concepto de negocio…

¿Ha lanzado un concepto prometedor que no está teniendo el éxito esperado? No te asustes, esto es algo común para los emprendedores. Ante las realidades “sobre el terreno”, es perfectamente normal tener que corregir la situación y perfeccionar su oferta. Estos son algunos consejos útiles para desarrollar su concepto…

1 . ¡El cliente primero!

Primer reflejo: sitúa a tus clientes en el centro del análisis. ¿Tu oferta está dirigida a las personas adecuadas? ¿Es claramente visible? ¿Está realmente adaptado a las necesidades expresadas por sus clientes? ¿Qué puedes mejorar en cuanto a sus funcionalidades, características, imagen percibida o prestaciones?

Lo habrás entendido: en un mundo en movimiento donde los deseos de los consumidores cambian, es importante manténgase alerta sobre un punto esencial… ¡El cliente!

¿Cómo? Según tus medios, realiza un estudio cualitativo, una encuesta de satisfacción o más simplemente una encuesta informal para recopilar la mayor cantidad de datos posible sobre el comportamiento y las expectativas de tus futuros clientes. Puede hacer esto con sus primeros clientes, pero especialmente con sus prospectos para saber qué los alentaría a comprar su oferta en lugar de la de su competidor. También puede utilizar los comentarios de los vendedores para averiguar qué podría inclinar la balanza.

2. Reaccionar en un entorno real

¿Está apareciendo un nuevo jugador en su mercado? ¿El entorno legal está cambiando? Apenas lanzado, ¿tu concepto ya está copiado? Anticípese a los riesgos, esté atento a las novedades de su sector, participe en ferias y practique una inteligencia competitiva rigurosa, para adaptar su oferta o el mensaje de su marca y así ir un paso por delante. Debes tener en cuenta lo que ocurre en tu entorno para posicionar bien tu oferta.

No dudes en actualizar periódicamente tu plan de negocio que, también, debe evolucionar, integrando nuevos datos de mercado . Y finalmente, no confundas velocidad con prisa: tómate el tiempo de estudiar tus fortalezas y debilidades así como las oportunidades y amenazas de un mercado antes de actuar.

3. ¡Sí a la evolución… sin revolución!

Hacer algunos ajustes a tu oferta no significa empezar desde una página en blanco. Es bastante normal tener que adaptar su oferta al mercado. Es posible que no desee cambiar el modelo de negocio drásticamente para no confundir las mentes de los clientes ya adquiridos y esta es a veces la solución. Algunos pequeños cambios pueden cambiar profundamente la imagen de tu producto/servicio o incluso el valor añadido para tus clientes.

Intenta más bien mejorar, enriquecer el concepto inicial sin perder su alma, su valor añadido y el motivo de su oferta. Mejora tus logros dando nueva vida a tu enfoque emprendedor… y mantén tu confianza, ¡el mejor embajador del proyecto eres tú!

4. Una revolución tan necesaria

A veces es necesario no empezar de cero sino adaptar en gran medida su modelo de negocio. En este caso, deberá traer a sus equipos con usted y hacerles comprender la importancia de la transformación. Los equipos pequeños suelen ser más flexibles y si logras involucrarte en el proyecto, te quitarás un peso de encima y te beneficiarás del apoyo de tus colaboradores, lo que en tiempos difíciles es una ventaja significativa. El interés del cambio debe ser bien entendido por sus colaboradores e integrado, especialmente por sus vendedores que probablemente tendrán que cambiar por completo su discurso de venta. Solo hay que mirar la cantidad de veces que Criteo ha tenido que adaptar su modelo de negocio para comprender que el éxito a veces requiere mucho cuestionamiento.

¿Por qué no te acompaña un experto? ¿Quién proporcionará una visión objetiva de la situación? Él le ofrecerá soluciones estratégicas y operativas o incluso formas innovadoras de regenerar su concepto.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.