¿deberias-promocionar-tus-productos?
Home » Rebaja » ¿Deberías promocionar tus productos?

¿Deberías promocionar tus productos?

La promoción de sus productos parece obvia porque el objetivo es tener un máximo de compradores porque un fabricante tiene un motivo de lucro. Por lo tanto, será necesario implementar una estrategia eficiente y bien pensada aguas arriba para que esta promoción sea relevante. Para muchos fabricantes de productos, la promoción de estos productos sigue un ritmo bien definido vinculado a eventos o circunstancias específicas (ferias comerciales, rebajas, temporadas, vacaciones). horario, etc). Hoy en día las redes sociales te permiten promocionar tus productos sin pasar por una agencia de publicidad, pero hay que hacerlo con sabiduría. Concéntrese en algunos consejos.

Ya sea para el lanzamiento, con vistas a desarrollar las ventas o simplemente para una acción liquidación, las acciones implementadas por las empresas y el fomento de las compras son numerosas. En el sentido propio del término, una promoción se refiere a todas las acciones comerciales intensivas encaminadas a desarrollar una venta, atraer más la atención del consumidor e incentivarlo a comprar dicho producto.

La promoción es a menudo una técnica de comunicación cuyo único objetivo es estimular las ventas dentro de un tiempo específico. En el proceso de una promoción, puede incluir todos los esfuerzos para que el producto sea más conocido, apreciado y finalmente adoptado. Hay tres categorías principales distintas de acciones para promoverlo. En primer lugar, está la promoción de precios. Llegando en forma de ofertas especiales, cupones, rebajas, ventas por lotes y, sobre todo, rebajas. A continuación, promoción por objeto. Se reconoce mediante un bono directo o diferido acompañado de una muestra. Finalmente, está la promoción a través de juegos o animación (street marketing). En este último caso, generalmente se ponen en marcha mecanismos muy lúdicos y una política de precios promocionales. Promocionar tus productos puede ser muy efectivo porque no solo, en un tiempo récord, llamas la atención de los consumidores sobre tus productos y aumentas sus posibilidades de venderlos rápidamente.

La promoción de sus productos: reducción de sus márgenes y asunción de riesgos

Cuanto más a menudo, la promoción de su producto requiere una inversión considerable, que de hecho puede poner en peligro la situación financiera de la empresa en caso de quiebra. Las acciones promocionales a veces requieren un presupuesto sustancial y, a menudo, se limitan a un calendario bien definido. Desafortunadamente, en el mundo del comercio, a menudo se aplica el adagio “hacer o deshacer”, ya que la competencia está muy presente. Si su acción promocional no pasa, la empresa puede encontrarse en alguna dificultad financiera. Sobre todo porque la reacción de los consumidores puede ser negativa. La acción promocional, como toda acción encaminada a captar más clientes, también puede perjudicar la imagen del producto ante los consumidores. Este último puede pensar así que si el producto está en oferta es porque es de mala calidad o está próximo a caducar. La promoción no conduce necesariamente a la lealtad y las ventas anticipadas pueden no ser indicativas de ventas futuras. Las personas sensibles a las reducciones pueden no estar en el objetivo real deseado. Así que tenga cuidado de no distorsionar sus cálculos y asumir un gran riesgo al invertir en la producción en masa.

Por otro lado, las acciones promocionales a menudo conducen a márgenes reducidos (especialmente cuando se trata de una acción que actúa sobre el precio). Por lo tanto, es apropiado que los integre en su proyección financiera para tener en cuenta que puede tener un margen casi nulo o incluso perder dinero incluso en el caso de la venta total de su producto.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.