¿debe-la-creacion-de-puestos-de-trabajo-ser-una-fuerza-impulsora-del-espiritu-empresarial?
Home » Creación » ¿Debe la creación de puestos de trabajo ser una fuerza impulsora del espíritu empresarial?

¿Debe la creación de puestos de trabajo ser una fuerza impulsora del espíritu empresarial?

El deseo de ver un proyecto hasta su finalización, el atractivo de la ganancia, la realización personal son todas las razones que conducen al espíritu empresarial. El deseo de crear puestos de trabajo también puede ser un motor para muchos futuros empresarios. ¿Puede este sano deseo de crear empleo ser la única motivación del emprendedor en su proyecto? De no ser así, ¿cuáles son los elementos que deben empujar al emprendedor a crear, desarrollar, emprender?

La creación de empleo como motor esencial del emprendimiento

La voluntad de crear empleo, de participar por cuenta propia escala en la reducción de la tasa de desempleo, para dar una oportunidad a las personas puede ser una fuerza impulsora esencial para los empresarios. Por supuesto, puede empujarlo a hacer crecer su negocio hasta que pueda, necesite contratar y hacerlo. La contratación en realidad da una sensación particularmente estimulante y motivadora de contribuir al desarrollo de los empleados, especialmente de aquellos que estaban en dificultades antes de su contratación.

El espíritu empresarial ya es crear su propio trabajo en una sociedad. donde el desempleo se cierne sobre todos como una espada de Damocles. Sin embargo, esta voluntad de crear puestos de trabajo no es suficiente para asegurar la viabilidad de la empresa. Según un estudio del INSEE, entre los emprendedores encuestados, 20 el % de ellos habría optado por crear su empresa para crear puestos de trabajo. Esta fue también la elección de Soichiro Honda, el fundador del grupo Honda que, al no encontrar trabajo, creó su propia empresa.

Los otros motores esenciales para el emprendimiento sostenible

Si el deseo de crear puestos de trabajo permite que una empresa se desarrolle y es perfectamente intención loable, rara vez es suficiente en sí mismo para asegurar la viabilidad y la longevidad del proyecto. Hay otras fuentes de motivación que pueden ser respaldadas para asegurar la sostenibilidad.

La dimensión económica y financiera sigue siendo a menudo la principal motivación del futuro emprendedor. Según el mismo estudio del INSEE, 26 % de emprendedores parten por independencia, 26 % de una gusto por el emprendimiento como el de Bill Gates, fundador de Microsoft que no estaba en su primer intento. 26 % de emprendedores comienzan a aumentar sus ingresos, %, porque tienen una idea innovadora como fue el caso de Steve Jobs, fundador de Apple. Y finalmente el 8% optó por emprender porque se inspiró en líderes exitosos.

Valores como fuerza motriz

Si a menudo se descuidan, los valores pueden ser un buen motor porque aseguras que tu empresa y sus objetivos sean coherentes contigo . Emprender no es solo un proyecto profesional, es un proyecto de vida real que requiere más que la simple búsqueda de ganancias.

Por supuesto, la libertad, dominar el propio destino o incluso convertirse en uno mismo jefe son verdaderas fuentes de motivación que permiten a los empresarios mantenerla, incluso en tiempos difíciles. La autorrealización en un proyecto empresarial y la realización profesional son motores esenciales del emprendimiento que el nuevo emprendedor no debe olvidar.

Sin embargo, los valores suelen ser más altos porque tendrá la impresión de evolucionar en un ambiente acorde con lo que le es querido. Estos mismos valores pueden ser compartidos por sus empleados, que fijan un objetivo común.

Es sobre todo para él, el empresario, que se embarca en la aventura una forma de alcanzar realización personal y hacer realidad el éxito de tu proyecto empresarial.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.