creacion-de-empresas-en-10-pasos
Home » Creación » Creación de empresas en 10 pasos

Creación de empresas en 10 pasos

Es casi verano y es un período muy apreciado por aquellos que desean crear su propio negocio. En medio de la pausa anual de la actividad económica, no es raro pensar en una idea y embarcarse en un proyecto para crear un negocio, a veces al comienzo del año escolar. Aquí hay una metodología en 10 pasos para guiarte. Si el proceso presentado no te garantiza el éxito en esta última forma de aventura que es el emprendimiento, ¡te permitirá maximizar tus posibilidades!

1/ Prepararse personalmente para la creación

Aguas arriba de la proceso de creación real, a veces es cuestión de meses o incluso años antes de hacer preguntas sobre el deseo de crear un negocio. Puedes hacer un análisis de tus motivaciones o una valoración personal general. A veces también se trata de preparar financieramente la creación, en particular asegurándose de tener beneficios de desempleo que puedan durar mucho tiempo o simplemente desarrollar ciertas habilidades además de su red.

2/ Encuentra la idea

Una forma de trabajar que puede hacerse con mucha antelación es estar atento a una buena idea. Quien dice buena idea puede significar montar un reloj ya sea legal (por ejemplo con las leyes que desregularán ciertos mercados o crearán oportunidades) o incluso ideas en general. También se trata de definir las características de tu negocio: ¿quieres dirigirte a BTOC, BTOB o BTOBTOC? ¿Quieres evolucionar en innovación? ¿Qué valores quieres absolutamente que tenga tu empresa (no tiene sentido meterse en un sector que odias)? ¿Cuál es el tamaño de mercado deseado?

3/ Consultar y realizar un estudio prospectivo

Si tienes una idea ya bien asentada, nada te impide empezar a conocer tu mercado. Puede comenzar con un análisis macroeconómico simple, que le brindará las tendencias en su sector y le permitirá identificar fuentes de información relevantes. Puede ir más allá yendo a ferias comerciales o recogiendo las opiniones de las partes interesadas del sector (incluidos sus clientes). Así podrás tener una idea más precisa de su perfil y sus necesidades.

4/ Empieza a planificar tu proyecto

El objetivo aquí es tener una primera visión de los métodos y características de desarrollo de su producto/servicio. También comenzarás a identificar el funcionamiento de tu futuro negocio y determinarás un modelo de negocio, más o menos relevante. Por lo tanto, puede verificar que funciona o incluso preguntarse si este es el enfoque más relevante. Nada te impide cambiar a partir de ahí pero se trata de un primer eje de trabajo

5/ Validar con un estudio cuantitativo10

En esta etapa, se trata de ir más allá y ya sabes lo que pretendes hacer. Usted “prueba” con una muestra grande lo que ha planeado para la realización de su proyecto. Este estudio cuantificado permite definir el marketing mix y obtener una serie de detalles como el corazón del target o las mejoras a realizar respecto al existente. Estas encuestas también le permiten evaluar el impacto financiero de la actividad.

6/ Comience a escribir el plan de negocios ‘negocios

Esta parte concreta su enfoque y lo lanza más o menos a la creación de un negocio. En general, se trata de comenzar preguntando los elementos anteriores, es decir, su investigación de mercado y definir con precisión su concepto por escrito. Planteas entonces tus ventajas competitivas (lo que induce a haberte apoyado en tus competidores) y marcas tu diferencia. El objetivo es saber cómo responder a la pregunta: ¿cómo te destacas de la competencia (directa o indirectamente)? ​​

7 / Establece tu estrategia y presupuesto estimado

Esta parte suele ser más emocionante que las anteriores ya que la estrategia muestra cómo vas a hazlo para entrar en tu mercado y cómo lo harás operativamente. También se trata de crear un presupuesto provisional, lo que representa un cierto desafío para quienes no tienen lo básico en las cifras. Si bien este aprendizaje puede ser difícil, sienta las bases para tus conocimientos de contabilidad y puedes tener la dicha de tener que profundizar en ciertos conceptos como el balance, el plan de financiación o la cuenta de resultados.

8/ Elige tu estatus legal

Aunque muchos la gente tiende a pensar muy temprano en esta pregunta, en realidad es una de las últimas y que al final tiene solo una importancia reducida. En general, está fuertemente influenciado por los anteriores y, en particular, por la decisión de unirse a usted o no… Tenga en cuenta que al responder algunas preguntas, su elección se reducirá rápidamente y que no es necesariamente necesario estudiarlas todas. Aquí determinas la forma jurídica de tu estructura: SARL, SA, SAS… Tu contador puede ayudarte.

9/ Llevar a cabo los trámites administrativos10

Este es un paso que asusta a muchos empresarios porque muchas veces se lanza al baño y de verdad el proyecto aunque, en realidad, es sólo el resultado del trabajo previo. Generalmente es rápido y consiste en presentar tu expediente en el centro de trámites empresariales. Pueden ser necesarios otros pasos dependiendo de su actividad.

10/ Entrar el extremo profundo 10

Una vez que se hayan completado todos los demás pasos (incluso si puede vender muy bien aguas arriba), puede comenzar a comercializar tu producto. Ojo porque es el momento en el que finalmente te enfrentarás al mercado y esto puede preocuparte. Rápidamente banalizarás el hecho de actuar, pero es un paso que a muchos emprendedores les cuesta dar.

Aquí hay algo para avanzar con método. El emprendimiento requiere muchos otros conceptos que puedes encontrar en este sitio. Nos hemos centrado aquí en un enfoque metodológico generalista. Depende de ti adaptarlo a tu contexto y profundizar en lo que creas necesario.

Un último consejo: descansa este verano: crear una empresa es más una maratón que un sprint! En este tipo de ejercicio, la salud de hierro y la determinación inquebrantable pueden marcar la diferencia.

10