¡conviertete-en-un-jefe-que-habla-en-publico!
Home » Personal » ¡Conviértete en un JEFE que habla en público!

¡Conviértete en un JEFE que habla en público!

¿Crees que eres un orador destacado? ¿No tienes nada más que aprender? O por el contrario, eterna ansiosa, ¿estás al pendiente de algún nuevo consejo o truco para dejar de estar incómoda el día D? En cualquier caso, ¡este artículo te puede ser útil!

Porque sí, obviamente, te será difícil escapar forever: presentación profesional, pitch o simplemente un discurso de boda… Vivimos en un mundo de comunicación donde nuestra “zona de confort” está constantemente a prueba. ¿No te sientes preocupado? Seguro de ti mismo, ¿estás convencido de que tu mensaje está llegando lo suficientemente bien? Un poco de cuestionamiento no hace daño.

A todos nos ha marcado el discurso de un gran orador (un colega, un político, un profesor, un orador…). Tal vez sea hora de conocer los 5 secretos que hacen que su actuación sea un éxito.

1. Ten una meta

    Primero que nada, establece una meta simple y positiva. Utilice un verbo de acción que encarne el objetivo que desea lograr, por ejemplo, “animar”, “convencer”, “motivar” y utilícelo como motor de sus discursos. Tenga en cuenta que tendrá que limitar sus mensajes a un máximo de dos durante toda su actuación. Su objetivo principal es transmitir bien este(s) mensaje(s) y necesitará repetirlos con frecuencia para que su audiencia los retenga. No es suficiente decir algo una vez para que sea bien recordado o bien entendido.

    2. Despierta tus sentidos

      Utiliza tus 5 sentidos, es una forma de enriquecer tu comunicación. Captura las vibraciones de tu audiencia, tanta información que te permitirá notar un error en la trayectoria. Entonces todavía no es demasiado tarde para rectificar la situación y llevar a los interlocutores hacia su objetivo. Si algunos sentidos son más difíciles de usar que otros, como el olfato o el tacto, eso no significa que no sea posible. Por ello, algunos ponentes no dudan en encontrar momentos para ofrecer estiramientos, especialmente cuando su audiencia ha permanecido durante un tiempo determinado en una posición estática.

      3. Ayez l’envie d’avoir envie

      C’est indispensable pour provoquer une émotion chez ses interlocuteurs et c’est une fabuleuse arme contre el estrés ! Tu deseo es comunicativo así que si no quieres dar tu discurso, se sentirá. Por lo tanto, debe motivarse ante todo para llevar a cabo esta tarea. Debe asegurarse de que la transmisión de su mensaje se convierta en una verdadera misión. Nada inspira más que una persona apasionada.

      4. ¡Adopta la postura correcta!

        Tu lenguaje corporal dice mucho de ti. Párese sobre sus propios pies, párese derecho, respire profunda y tranquilamente, simplemente mire a su audiencia hasta que tenga silencio y la atención de la audiencia. Estás relajado. Maestro de la situación. Feliz de estar allí. Enséñalo. No cruce los brazos porque corre el riesgo de mantener rápidamente esta posición durante toda su actuación. De la misma manera, trata de ocupar el mayor espacio posible, aunque eso signifique levantarte de tu asiento.

        5. ¡Diviértete!

        Hablar debe considerarse un juego de alto riesgo. Mientras no haya asimilado esta dimensión esencial, no podrá realmente “dejarse llevar”, transmitir sus emociones y, por lo tanto, tener éxito en sus discursos. ¿Cómo lograrlo? Practica una y otra vez. Como en muchos juegos, se trata de completar un reto, el de triunfar en tu actuación, el de hacer sonreír a la gente o incluso el de conseguir que tu actuación sea la más exitosa a la que hayan asistido.

        Finalmente, aquí hay algunas herramientas para convertirse en el Steve Jobs de hablar en público:

        • Las conferencias TED donde se suceden los mejores oradores.
        • El sitio web de PechaKucha que enumera las mejores presentaciones en el formato 20 diapositivas / 20 segundos.
          • Aplicaciones como Peeky (Iphone) o Pecha KuchaTimer (Android) que te permiten grabar tu voz y así conocer tus puntos de mejora.

          Fuentes:

          – Aurélien Daudet, ¡Tú decides! Cómo expresarse en público sin dejar de ser uno mismo, Ediciones Les Arènes, 2011.

          – John Grinder y Richard Bandler, Programación Neurolingüística (PNL)

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.