¿como-gestionar-la-generacion-x?
Home » Gestión » ¿Cómo gestionar la Generación X?

¿Cómo gestionar la Generación X?

Calificada como mártir de la generación, la Generación X está integrada por cuarentones y cincuentones dentro de la empresa, nacidos entre 1965 y 1980. Para un directivo hay que tener en cuenta las realidades propias de esta generación y sus sensibilidades para intentar responder a ellas lo mejor posible. Pertenecientes a una generación sacrificada, los Xers se ubican entre los baby boomers y los recién llegados de la Generación Y y Z. De carácter discreto, los – años deben sentirse valorados en la empresa para dar lo mejor de sí mismos.

Los puntos que destacamos son generalizaciones y no tienen valor intrínseco. Tal vez sin embargo encuentre vínculos con la gestión de algunos de sus empleados…

Una generación que resiente a la anterior

La generación X se construyó a la sombra de sus rebeldes padres. Expuesta más fácilmente a los divorcios y a la supervivencia, forjó su independencia en un mundo cansado y desilusionado. Los cambios de paradigma le dan una cierta madurez y una perspectiva de las cosas. Sus expectativas para el futuro son limitadas pero no extinguidas. Nacidos en la era del minitel, los Xers viven con toda su fuerza la evolución de la sociedad con la llegada de internet y las nuevas tecnologías, el fin de la URSS, la epidemia del SIDA, las crisis del petróleo, el aumento del desempleo, el fin de los gloriosos años treinta y la recesión económica. De esta generación se dice que es “sacrificada” porque no ha heredado la misma riqueza que las que la precedieron. Incluso tiene la sensación de que sus predecesores le robaron parte de la riqueza de la que podría haberse beneficiado con una gestión mejor dirigida.

Un respeto por la empresa

    La Generación X vive en el respeto de las reglas de la empresa y creó muchas vigentes hoy. Sin embargo, pierde cierta motivación para trabajar a medida que pasan las decepciones. Construye una visión del mundo escéptica, pesimista y cínica, visión que asimila fácilmente al mundo empresarial. En comparación con sus padres, los – años no No experimentó la edad de oro del trabajo y tuvo que luchar para conseguir su trabajo. Se exigen mucho a sí mismos y se permiten muy poco margen de error. Han adquirido experiencia y son leales en sus misiones. ¡Tantos talentos de los que no deberías desprenderte ni descuidar tampoco!

    Una generación no tan difícil de gestionar

      Como gerente, deberá mantener a esta generación comprometida y motivada para el negocio. ¡No es tan difícil como parece! Para ello, puedes incluirlos en relaciones positivas y grupos de trabajo donde se tengan en cuenta las habilidades de todos. Esta generación necesita sentirse inspirada y motivada para invertir más en el negocio. Una de las claves para no ofender sus ambiciones es darles la oportunidad de entrenar. Al ayudarlos a aumentar sus conocimientos y habilidades, cumplirá con sus demandas de aprendizaje y su ambición de hacerlo bien y hacerlo mejor.

      Una visión del trabajo basada en la meritocracia

        La Generación X necesita reconocimiento y sentirse valorada en su trabajo. Si quienes la componen necesitan motivación, son más proclives que sus sucesores, la Generación Y, a aceptar las críticas. Suelen ser “trabajadores duros”. Su visión del trabajo se basa en la meritocracia pero experimentan un sentimiento de incomprensión así como poco reconocimiento por el trabajo realizado. Se trata pues de valorar adecuadamente su esfuerzo y sus habilidades ofreciéndoles la oportunidad de un trabajo que les permita progresar. Algunos de ellos serán buenos candidatos para puestos ejecutivos y gerenciales dentro de la empresa. Permitirles tener un puesto que les interese con promociones en juego.

        Para potenciar su trabajo, también puedes establecer un sistema de mentoring donde enseñan sus conocimientos y experiencia a empleados más jóvenes. Otra idea para halagar su arduo trabajo es establecer revisiones periódicas de desempeño además de la revisión anual de la empresa. Esto les permite ponerse a prueba y así dar lo mejor de sí mismos. Sin embargo, tenga cuidado de no enmarcarlos demasiado. Cuando los guíe, hágalo con tacto dándoles libertad de acción. Paradójicamente, son bastante independientes y se desempeñan peor en una empresa con un marco demasiado rígido.

        Equilibrio vida/trabajo

        La generación de los Xers no ve el trabajo como un fin en sí mismo, aunque son muy organizados en su trabajo y trabajan con seriedad, la oficina es no toda su vida! Y aprecian tener tiempo para ellos mismos. No les gusta mezclar lo profesional y lo personal e intentan en la medida de lo posible equilibrar los dos mundos sin yuxtaponerlos. Una de sus principales prioridades es el bienestar de su familia.

        Como gerente, deberá asegurarse de darles tiempo libre en sus horarios. Por lo tanto, no abusará de las reuniones improvisadas en el último minuto, ¡pocos lo apreciarán! No todos quieren trabajar fuera del horario habitual y no tienen la oficina como principal prioridad. Dan importancia a la concesión de días libres. Y sepa que si comparan los salarios, su ojo no solo está en el número sino también en los beneficios en su conjunto.

        A generación emparedada

      • En la generación X, algunos pueden sentirse mal, emparedados entre los Baby boomers y los recién llegados al mundo laboral. Un choque generacional se puede sentir en toda la empresa. Tu misión como directivo es asimilar las diferencias y los talentos de los empleados de la empresa y fidelizarlos en torno a valores comunes. Dar a cada uno el lugar que se merece comprendiendo las especificidades de las generaciones. Y aprende a romper prejuicios revelando talentos y mezclando grupos de trabajo.

        Para concluir: gestionar la generación X en 5 puntos

        • Habla con la verdad: usa un vocabulario directo, ni sesgado ni políticamente correcto y desarrolla un diálogo con ellos.
        • Muéstrales que son importantes en tu equipo
        • Sé dinámico y anímalos a ser
        • Sé un entrenador, no un dictador
        • Permitirles crecer en la empresa

        1980

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.