administre-mejor-su-negocio:-¿que-indicadores-monitorear?
Home » Gestión » Administre mejor su negocio: ¿qué indicadores monitorear?

Administre mejor su negocio: ¿qué indicadores monitorear?

Para administrar adecuadamente su negocio, un requisito previo es comprender los datos en su balance o su cuenta de resultados. Luego puede concentrarse en sus indicadores que le permitirán monitorear mejor la salud de su negocio en el día a día o poder evaluar de un vistazo si está en el lado correcto o incorrecto.

Comprensión de las cuentas de su empresa

Todos los líderes necesitan entender su balance. Al indicar esto, no se trata de dominar la lógica y los mecanismos contables que son competencia de su contador. Por otro lado, se trata de convertir tu balance en un elemento específico de la gestión diaria de tu actividad. Un asunto completamente diferente.

Cada año obtienes tu balance y cuenta de resultados. Para algunos, también se le proporciona la tabla de flujo de caja, los saldos de gestión intermedios y el anexo contable. Todo ello debe permitirle conocer cómo ha cambiado la situación de su empresa entre dos ejercicios: ¿cuáles han sido las variaciones significativas en su actividad? ¿Cómo ha evolucionado su caja?

Sin embargo, esta información es sólo una lectura en un instante “T” de una situación correspondiente a un año pasado. Es importante ponerlos siempre en perspectiva con las realidades económicas inmediatas para controlar cualquier posible deslizamiento.

Indicadores: cómo elegir ?

    Muchos indicadores existen, hay que pensar en ellos y ponerlos en marcha gradualmente. De hecho, al principio es más fácil seguir solo 3 a 4 correspondientes a las luces indicadoras para seguir imperativamente. A medida que el gerente se sienta más cómodo y quiera monitorear más elementos, se pueden implementar indicadores adicionales. Sin convertirse en una “fábrica de gas”, es posible tener información en tiempo real incluso para una pequeña empresa.

    En términos concretos, puede elegir entre cientos de indicadores, pero un unos parecen tener mayor prioridad que otros dependiendo de la situación de la empresa. Es prudente limitarlos a los necesarios para lograr los objetivos y la estrategia establecidos por el líder. Abarcan varios aspectos.

    Por ejemplo, cuanto más difícil sea la situación, más nos centraremos en el flujo de caja, los requisitos de capital de trabajo, los plazos de pago de clientes y proveedores. Si te encuentras en una situación más cómoda, mirarás, además de los anteriores, indicadores de productividad: producción horaria media, precio de coste horario.

    Por tanto, hay varios categorías de indicadores que cubren muchas acciones de monitoreo:

  • Financiero: punto de equilibrio, requerimiento de capital de trabajo, flujo de caja, rotación de inventario, período de pago de clientes y proveedores, ciclo operativo.
  • Comercial: facturación por actividad o familia de productos, facturación por cliente, número de cotizaciones perdidas o firmadas, número de disputas.
  • HR: tasa de absentismo, tasa de accidentes, coste de subcontratación, facturación
  • Productividad: contribución al margen, costes de producción, producción usada/no usada capacidad.

Siendo esta lista solo la cara sumergida del iceberg cuyo tamaño p puede variar dependiendo de tus ambiciones.

Pero, ¿qué está en juego?

El reto de los indicadores, y por tanto de los cuadros de mando asociados a ellos, es medir la consecución de tus objetivos. Deben ser considerados como un medio para realizar un diagnóstico para evaluar el desempeño de su empresa. También te ofrecen la posibilidad de ser herramientas de comunicación para informar y motivar a tus equipos, pero también para facilitar tu toma de decisiones. La perspectiva es progresar.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.